¿Qué son los recubrimientos?

El recubrimiento

El foliado (recubrimiento) o laminado de perfiles consiste en recubrir un perfil de metal o PVC, con una lámina plástica que imitaría la  apariencia de la madera, la forja, el lacado o el anodizado.

Almacenaje de la materia prima

El aluminio o Pvc se almacena en un lugar con temperatura y humedad controlada, durante un mínimo de 48 horas, el objetivo sería la máxima homogeneidad de temperaturas en un proceso que entre almacenaje, fabricación y maduración se puede emplear 4 o 5 días para que el producto final llegue con las máximas garantías al cliente.
Los químicos y el folio también se almacenarían bajo las mismas condiciones de temperatura y humedad, siendo muy importante el control de las bobinas en su gasto para evitar la caducidad de las mismas.

Proceso de recubrir perfiles

Proceso de Fabricación

Pasadas las 48 horas de acondicionamiento, procedemos al laminado del perfil. Este proceso también ha de realizarse bajo unas condiciones de temperaturas controladas como anteriormente se menciona. Los rodillos moldeadores de la línea de foliado se ajustan en torno a las formas del perfil, que, con la maquina ya en funcionamiento, ira siendo introducido en la misma de manera constante y sin ninguna separación entre sí. Lo primero que se le aplica a dicho perfil sería un primer o decapante. Este decapante abre el poro del lacado haciendo un “efecto lija” para que el adhesivo que se aplicara a continuación penetre en el perfil y se adhiera con mayor consistencia.

Después del decapante el perfil pasa por un túnel de calor, la lámina de folio, cortada a medida del perímetro del perfil y colocada en la parte superior de la máquina, de desbobinar por su parte inversa, que entra en contacto con un cabezal fusor que inyecta en la lámina una película de cola, elaborando así una especie de “pegatina” que se moldea encima del perfil con una serie de ruedas. Una vez que el perfil salga de la máquina,  se coloca en un pallet.

Maduración

Una vez finalizados los procesos anteriores, los productos se almacena en las mismas condiciones de temperatura y humedad previas, durante unas 48 o 72 horas. Una vez pasado este tiempo, el perfil puede salir ya a nuestro cliente para ser mecanizado o manipulado con total garantía.